domingo, 27 de febrero de 2011

“Desapareció una noche”, Que es lo correcto?.





En el mundo del cine, hay películas que nacieron para entretener y distendernos de la realidad cruel que nos rodea, que consigue muchas veces ignorar todo aquello que molesta nuestro sentido común y que, impunemente, camina en nuestra sociedad a paso pausado. Pero existe otro tipo de cine que recalca y pone en tela de juicio aquella impunidad, aquel idealismo fracasado que permite que mucha gente carente de valor moral, aun siga teniendo lo que quiere y es seguir dañando una generación y convertir la vida de los jóvenes en un cruel y despiadado negocio. Es el caso de esta excelente cinta dirigida por Ben affleck, el cual nos presentara diversos dilemas morales que dejaran pensando al espectador, mucho tiempo después de finalizar su visionado.
La historia empieza en Dorchester, un barrio obrero de Boston, en el que las sucias calles están pobladas de familias destrozadas y sueños rotos. Aquí es donde la pequeña Amanda McCready de 4 años ha desaparecido sin dejar huella. La policía no ha conseguido ni una sola pista, así que los desesperados tíos de Amanda suplican a los investigadores privados Patrick Kenzie y Angie Genarro que acepten el caso.


Hay que admitir que el género policial no es fácil desarrollar, y hay que ser bastante bueno para llegar a emocionar e, inclusive, impactar a la joven generación con una trama policial, en donde se necesita ser lógico y pensar bastante para llegar a la misma conclusión del que investiga. Aquí no solo vemos precisión en cuanto a la organización de la información, sino que también fluidez en el ritmo, es decir en ningún momento se vuelve denso y todo rompecabezas se va armando de forma brusca, pero eficiente, trabajado tan bien que te quedas pegado esperando la conclusion. Cabe destacar que es una historia muy incomoda, que puede llegar a incomodar aun mas mediante vamos navegando en la profundidad de aquella trama, pero es evidente que ese fue el objetivo, hacer que los espectadores se quedaran pensando en aquella pregunta recurrente: Que es lo correcto?, como se debería tratar temas así?, que es lo que yo haría?, interrogantes interesantes…
Ahora analizando el apartado técnico, tenemos la adaptación de el guión, ya que la historia original forma parte de el libro de Dennis Lehane, cuyo libro no he tenido el honor de leer, pero es muy notable que la fidelidad estuvo muy bien trabajada, pues nos presenta un guión estable, repleto de giros arguméntales, condimentados con muy buenas cuotas de suspenso, toques dramáticos y eficientes partes de acción generando tolerancia a pesar de su duración. Si nos dirigimos al plano actuaciones, podemos destacar la convincente actuación del hermanito de Ben, Casey affleck, el cual nos ofreció una interpretación muy cercana a la persona que quiere hacer lo correcto, a pesar de que la situación no lo amerite. Michelle Monaghan complemento bastante bien el laburo de Casey, interpretando a la fiel pareja de Kenzie. Amy Ryan es la que brilla, ya que interpreta de forma brillante el rol de la madre de la criatura desaparecida. Como así también aquellas personas que no iban a defraudar, ya que se los conoce bien y sabemos que no iban a realizar un trabajo a medias, obviamente hablo de Ed harris y Morgan Freeman.

La dirección que ofreció Ben Affleck ha sido impecable, supo manejar la cámara sea cual sea el ritmo de la secuencia. Fue realmente satisfactorio el contemplar cada fotograma de esta cinta, ya que presentaba una huella emocional en cada una de las conversaciones que presenta el detective con los que tiene la oportunidad de hablar. Aquí también interviene la excelente calidad de fotografía, y la elección de todos sus planos, es realmente un muy buen trabajo digno de ver.
Finalizando, “Desapareció una noche” nos ofrece un tiempo de sano debate, un tiempo para reflexionar sobre temas que realmente incomodan a cualquier corazón que pretende hacer un cambio en su entorno. Te va a dejar pensando bastante.
CALIFICACION 10/10 /// Hasta la proxima!!
TRAILER:

2 comentarios:

H dijo...

q buena peli esta atrapante...el principe de persia no me ha gustado tanto
Salutes desde SCI TERROR
H

María del Mar dijo...

A mi la película me sorprendió bastante, no esperaba mucho de Ben Affleck como director ni de su hermano como actor. El desarrollo de la historia fue bastante bueno y las actuaciones destacables.
El tratamiento social de la trama y su crítica a la humanidad hace que en determinado momento te cuestiones cada decisión que se toma y como espectador te pone también, como a su protagonista, entre la espada y la pared para poder diferenciar entre lo que es moralmente correcto o lo que es socialmente aceptable.
En conclusión Ben Affleck debería dejar su actuación y dedicarse a la dirección, que le ha salido bastante bien.

Saludos!!

Te invito a mi blog

http://lucescamaraaccionblg.blogspot.com/